Entradas

Cuando te dimos nuestras razones sobre por qué deberías convertir tu web en tu casa, también te mencionamos la importancia de tener un blog actualizado donde ofrecer contenidos relevantes. Lo que no te advertimos entonces es la disciplina, constancia que comporta alimentar un buen blog. En realidad supone un desafío constante, pero eso seguro que ya lo has descubierto, ¿verdad?

En Dflyweb si hay algo que perseguimos con nuestros artículos en nuestro blog es acompañarte en la aventura de comunicar tu mensaje y tu proyecto: explicar al mundo lo que haces, cómo lo haces, porqué lo haces y para quién lo haces.

Un blog es una de las mejores herramientas que tienes para posicionarte como marca, y en los días de blog-queo es importante contar con una estrategia de contenidos que te saque del apuro.

¿Verdad que ese traje tan antiguo que tienes sigue cosechando miradas cada vez que te lo pones? Eso sucede porque hay algo en él que lo hace atemporal y porque tú, tal vez sin darte cuenta, siempre que lo vistes lo luces de diferentes maneras: con zapatos distintos, con otro peinado, con un bolso diferente… Algo parecido ocurriría con tus artículos si un día decides recuperar, reutilizar y revisar viejos contenidos. Seguramente tus seguidores los volverían a leer y a compartir, porque verían en ellos algo diferente y que atraería su atención, como sucedió con tus primeros escritos.

En los días de blog-queo es importante contar con una estrategia de contenidos que te saque del apuro. Clic para tuitear

¡Piénsalo! Si cuando creaste tu blog, desde el principio, siempre te preocupaste por aportar valor con tus contenidos, es muy probable que en todos ellos sigan habiendo ideas vigentes apenas mencionadas, y que esperan el momento oportuno para ser desarrolladas en mayor profundidad en nuevos artículos. ¿Por qué no lo haces? Aportarías más datos y una nueva visión sobre el tema en cuestión y eso significaría que no sólo has generado un nuevo contenido para compartir sino que has recuperado y ampliado ideas de un viejo artículo que ya publicaste hace tiempo. ¿No te parece fantástico?

Todo pasa por el enfoque, por cómo darle nueva vida a tus contenidos y ampliar su valor y radio de acción.

¿Qué pasaría si aquel post en el que explicabas los beneficios de contratar tus servicios se convirtiese ahora en un vídeo en el que hablas de ello mientras conversas con uno de tus clientes?…

Ten presente esta regla: Un buen contenido nunca es de un solo uso. En realidad, cualquier contenido puede volver a publicarse, mejorarse, ampliarse e incluso cambiar de formato.

Si te hemos convencido y te gustaría saber cómo hacerlo pero nos sabes por dónde empezar, en la siguiente lista te damos algunas pautas para tu estrategia de contenidos:

  1. Utiliza los enlaces: Cuando expliques algo que guarda relación con una historia que desarrollaste en un post antiguo, ¡pon un enlace a ese post! Hazlo siempre, y le estarás dando a tu lector más argumentos, le ampliarás la historia que le estás contando, y él te lo agradecerá. Nunca olvides esto: con tus contenidos fidelizas y atraes público a tu web.
  1. Crea una etiqueta, como por ejemplo #losmásleídos y haz un post que resuma tus artículos más relevantes sobre un tema en particular. Así, además, estarás creando una oportunidad para que esos viejos post vuelvan a ser distribuirlos en las redes sociales. Recuerda siempre también esto: a tu proyecto le interesa ser visible en los medios sociales, pues ellos actúan de altavoz.
  1. Crea infografías, tutoriales e incluso vídeos a partir de viejos contenidos. Dales nueva vida con sólo cambiarles el aspecto. Otra regla para recordar: ¡El formato sí cuenta!
  1. Explota tu vena creativa, y piensa en todas las posibilidades que tienes de contar la historia que te interesa. Revisa tus primeros artículos y anota todo lo que tienen en común. ¿En qué son recurrentes? Si los analizas, te darás cuenta realmente de qué ideas latentes en ellos necesitas seguir desarrollando y ampliando para ir más lejos con tus contenidos y darle a tus lectores lo que necesitan. ¡Alimenta la curiosidad de tu público y sus ganas de saber más! Eso siempre es positivo.
  1. ¿Has pensado que tal vez recopilando algunos de tus viejos posts tendrías material suficiente como para plantearte hacer una guía? Si lo haces incluso podrías tener esa guía en un lugar destacado en tu web y regalársela a tus suscriptores.

¿Te hemos ayudado a salir del blog-queo? ¡Esperamos tus comentarios!

Hoy te proponemos una reflexión sobre una cuestión clave en marketing digital, y de paso te invitamos a pensar en cómo es tu estrategia en ese ámbito: ¿Conoces a tu audiencia en Internet?

 

Si partimos de la base de que hoy los usuarios del medio digital son a un tiempo consumidores y productores de contenidos de las marcas (los llamados prosumidores), es una consecuencia lógica que a éstas lo que les interesa es tenerlos identificados y segmentados. Las marcas saben bien que ahí es donde van a encontrar a su público.

Y tú, ¿tienes identificado a tu público objetivo? ¿O lo que quieres es llegar a todo el mundo?

Retrocedamos en el tiempo: ¿Recuerdas como era el escenario antes? Hace años las marcas ejercían un importante papel como productoras de contenidos y los usuarios eran meros receptores.

Hoy el rol del usuario ha dejado de ser pasivo, hoy quiere ser escuchado y que se le atienda, y no sólo porque vaya a consumir sino simplemente porque está interesado en conocer qué hacemos y cómo lo hacemos, en dos palabras: quiere conversar. Y es así como se hacen los negocios: hablando, y en eso no ha variado el escenario.

Como decíamos en un artículo anterior en el que analizábamos la importancia de saber en qué redes sociales queremos estar, es fundamental conocer bien a quien vamos a dirigir nuestros mensajes y cuál es su medio, dónde está. Porque sino puede ocurrirnos lo peor: estar hablando solos, que es lo mismo que no hablar con nadie. Si no hay diálogo, ¿cómo vamos a negociar, vender y promover que conozcan lo que ofrecemos?

El usuario lo que nos pide es información de valor, porque quiere respuestas a sus preguntas y a su curiosidad, ¿cómo se la vamos a dar si antes no nos hemos preocupado por saber quién es, cómo es y dónde se mueve?.

Si hacemos un retrato o perfil de nuestro público objetivo ya tendremos el primer paso para crear una estrategia de marketing digital efectiva.

Puede que aun sigas pensando que lo que tú quieres es llegar a todo el mundo, porque la idea de centrar tu estrategia en tu público objetivo te parece limitadora y que si lo haces vas a perder oportunidades y eso te aterra… ¡porque tú lo quieres todo!

Si es así, te sugerimos que reflexiones la respuesta a esta pregunta: ¿Por qué debería una empresa o marca diseñar una estrategia de marketing digital dirigida a todo el mundo si el único producto que ofrece son hamburguesas de ternera y solo las distribuye en España? No hay que perder de vista que el mundo digital es una prolongación del mundo de carne y hueso, así que ¿por qué habría de estar interesado el público vegetariano de Francia, por ejemplo, en esas hamburguesas de ternera que solo se distribuyen en España?

Apuntar a todos es malgastar balas, porque en marketing no todo vale para todo el mundo. Clic para tuitear

Si ya lo dice un sabio refrán: “Quien mucho abarca poco aprieta”, o lo que es lo mismo: por querer hablar con todos al final no serás capaz de tener una conversación de provecho con nadie, y entonces sí habrás perdido tu oportunidad.

 

Conclusiones:

  • Analiza a tu público objetivo para saber quién es, como es y dónde está (sexo, edad, zona geográfica, ingresos, ocupación, situación familiar y estilo de vida, estudios, gustos, valores…) y después practica la segmentación para hacer un marketing a su medida. Así tendrás más posibilidades de lograr tus propósitos de ventas.
  • Presenta tus servicios o productos a tu público, y diles qué necesidad van a cubrirle, inicia conversaciones y genera un vínculo para obtener su confianza. Así empezarás a ganarte una posición en el mercado.
  • El último paso que te queda por conseguir es su fidelidad, ¡para que tu público se quede contigo siempre!

…de fidelizar a clientes hablaremos en otro artículo. 

El SEO es uno de los elementos más importante para posicionar tus contenidos en los principales motores de búsqueda.

Hoy por hoy hay muchas herramientas que te ayudan a configurar un buen SEO, además actualmente las plantillas para web o blogs ya están orientadas a facilitar el posicionamiento.

SEO fácil para tus contenidos online Clic para tuitear

Aún así no está de más una ayudita a todos estos elementos, así que aquí tienes algunas recomendaciones a tener en cuenta.

Diseño Web y marketing Dflyweb.net  La importancia del contenido.

La cantidad y la calidad son elementos importantes a la hora de que Google valore tu contenido. Se valora sobre todo el contenido original por encima del copy-paste. La cantidad también es importante, entre 600 y 800 palabras es lo ideal, aunque al final lo más valorado es el contenido que más interés despierte. ¿Y Google como sabe que contenido es más interesante? fácil, este tipo de contenido es que más se comparte en las redes sociales, por lo tanto es que más links externos genera. Así que toca aplicar creatividad y originalidad a tus contenidos.

Diseño Web y marketing Dflyweb.net  Keywords long tail.

Las Keywords son aquellas palabras claves que definen tu contenido, si tienes una zapatería la Keyword podría ser “zapatos”, aunque claro, como zapaterías hay miles necesitamos términos más específicos para definir nuestro contenido, por ejemplo, “zapatos de color verde” a estos términos se les conoce como Keywords Long Tail. Es necesario crear contenidos en los que aparezca tu frase clave, ya que será esta por la que los usuarios te encontrarán.

Diseño Web y marketing Dflyweb.net  Backlinks o enlaces externos.

Estos enlaces son vínculos externos a tu contenido que se encuentran en otras páginas webs. Cuantos más backlinks tenga una página web, mejor posicionamiento tiene esta en los buscadores.
Hay diversas maneras de conseguir estos backlinks, crear contenido de calidad facilita que otras páginas enlacen a tu contenido desde las redes sociales, blogs u otras webs.
Participar es blogs o foros también es una opción, incluso pagar por ello a algunos bloggers o publishers.
También es interesante enlazar tus propios contenidos que van quedando antiguos a las nuevas publicaciones que vayas creando.

Diseño Web y marketing Dflyweb.net  Imágenes Optimizadas.

Las imágenes también tienes su importancia a la hora del posicionamiento.
Para facilitar el SEO en este aspecto es interesante nombrar las imágenes con la palabra o frase clave, también es importante el escribir el atributo ALT (normalmente los gestores de contenido permiten hacerlo fácilmente).
Este atributo tiene varias funciones, por ejemplo tiene que ver con aquella etiquetita que sale en un imagen al pasar el ratón por encima y que Google tiene en cuenta a la hora de escanear la página para posicionarla.
Es igualmente importante el peso y tamaño de la imagen, es recomendable optimizarlas ya que esto facilitará la carga de tu web o blog y eso a Google le gusta.

Estos sencillos pasos te pueden facilitar mucho la configuración SEO de tus contenidos. Así que te animo a probarlo y a comprobar por ti mism@ los resultados.