Entradas

Hoy no te vamos a explicar nada que no sepas, porque eres consciente que una de las mejores cosas que pueden pasarte como profesional es tener clientes satisfechos. Sin embargo, ¿eres consciente también de cómo gestionar de manera efectiva esa relación para hacer crecer tu marca personal?

En tu estrategia para trabajar tu visibilidad como coach o terapeuta, tienes diferentes caminos, y uno de los más importantes resulta que ya lo has recorrido.
Porque que sean tus clientes quienes expliquen tus puntos fuertes y los resultados que han obtenido al trabajar contigo, es algo que no tiene precio.

¡Haber convertido a tus clientes en tus mejores promotores es como lograr la cuadratura del círculo!

Mantener viva la relación con tus clientes, para que te ayude a construir tu marca y reputación. Clic para tuitear

El reto pasa ahora por mantener viva la relación con tus clientes, para que te ayude a construir tu marca y reputación. ¿Has empezado a hacerlo ya?

Aquí tienes algunas ideas, por si aun no has dado el paso:

  • Internet te brinda un mundo de posibilidades para dialogar con tus clientes (fieles y potenciales). Puedes empezar por explicar bien qué haces y cómo lo haces. Compartir tu visión te diferenciará del resto contribuirá a ir creando un mensaje de marca, la tuya. Por cierto, ¿tienes página web? Tener un lugar digital donde mostrar tus servicios y explicar los beneficios de contratarte es ya un requisito si lo que deseas es visibilizar el valor de lo que ofreces.
  • ¿Dialogas en las redes? ¿Cómo suena tu voz? Utiliza tus canales sociales para mostrar tu propuesta de valor, tus servicios, pero sobre todo, para mostrarte tú. Quienes vayan a contratarte querrán saber un poco de ti. Sabes que tanto en el sector del Coaching como en el terapéutico es importantísimo establecer un vínculo de confianza. ¿Por qué no empiezas a crearla en también a través de tus canales sociales? No hace falta que abras perfiles sin ton ni son, solo aquellos en los que sientas que vas a sentirte cómodo/a y donde esté tu público, ese con el que quieres conversar. Tal vez quieras leer después este artículo en el que hablábamos justamente de esto: de estar donde queremos estar.
  • ¿Te gustaría brindar recursos a tu público? Piénsalo, si decides hacerlo estarás aportando mucho valor a tus servicios y estarás, además, trabajando tu marca y reputación de una manera estratégica. Te estamos hablando de tener un blog. De dedicar un tiempo a escribir sobre tu actividad, pues seguramente tus clientes, después de haber trabajado contigo, querrán mantener el contacto y seguirte. ¿Te imaginas lo que puede pasar si saben que tienen la oportunidad de consultar tus ideas y recursos?
  • Una de las mejores maneras que existen hoy para que los lazos de la comunicación sigan vivos ente profesionales y clientes es la lectura. Piensa en el poder de las cartas, antes; y de las newsletters, ahora.
Si necesitas que te ayudemos a desarrollar alguna de las ideas que te proponemos, solo tienes que decírnoslo, estaremos encantados de acompañarte en el proceso de construir tu marca.

 

¿Qué te parece lo de empezar a crear tu página web desde el principio? Yo diría que es lo más apropiado ¿verdad?. Por supuesto, el principio no es ir a una de las muchas plataformas gratuitas que hay por Internet para montar tu web, nonono…. hay un importante trabajo previo antes de ponernos a subir fotos y textos como locos a una de estas plataformas.


Curiosamente este trabajo previo es lo que nadie te cuenta o en algunos casos se pasa muy por encima, y en realidad es lo más importante, siempre y cuando quieras que tu web represente tu proyecto y ofrezca de manera adecuada tus productos y servicios.

Hay 5 puntos básicos para empezar a trabajar antes de diseñar tu web y son los siguientes:

Valores Profesionales y Marca

Definir de forma correcta nuestros Valores, tanto personales como profesionales, nos ayuda a situarnos en el mundo. Los valores profesionales son los que van a diferenciar a tu proyecto del resto de la competencia, es lo que te define y te hace especial, conocerlos te ayuda a saber que compromisos adquirir con tus clientes y de que manera puedes ayudarles. Así que ya sabes, aquí te facilito una lista de valores para que te sirva de inspiración y elijas conscientemente los 5 valores que sean más representativos para ti.

Una vez tengas claros tus valores puedes empezar a trabajar tu Marca Personal y un logotipo que te represente.

Algunas de las siguientes preguntas te ayudarán en esto:

  • ¿Con qué colores te identificas?
  • ¿Qué símbolo o forma es la que te representa?
  • ¿Qué quieres transmitir al mundo con tu proyecto profesional?
  • ¿Qué imagen quieres proyectar a tus clientes?

Productos y servicios

El siguiente paso es tener muy claro qué ofreces, ya sea un producto o servicio, este ha de estar bien definido y estructurado, ten en cuenta que si tú no lo tienes claro imagínate tus futuros clientes.

Empieza por la estructura, por ejemplo, imaginemos que tu proyecto está relacionado con el acompañamiento en procesos de cambio, ya sea terapia, Coaching, etc. Lo primero es saber que vas a ofrecer, pongamos como ejemplo que ofrecemos Formación, sesiones individuales y talleres, en este caso tenemos 3 servicios.

Una vez los tienes diferenciados toca trabajarlos uno por uno, las siguientes preguntas te ayudaran a trabajar cada uno de ellos:

  • ¿De qué trata tu producto/servicio?
  • ¿Para qué sirve tu producto/servicio?
  • ¿Para quién es apropiado este producto/servicio?
  • ¿Qué necesidad real está cubriendo tu producto/servicio?
  • ¿Cuáles son los beneficios que aporta tu producto/servicio?
  • ¿Qué diferencia a este producto/servicio de la competencia?

Recuerda responder estas preguntas para cada uno de tus servicios, es recomendable hacer un trabajo más profundo en este aspecto, aunque plantearte estas preguntas es un buen primer paso.

Tu cliente ideal

Es importantísisisimo saber cual es tu potencial cliente, conocer bien tus productos te ayudará a saber que tipo de persona estará interesada en ellos.
 Toca hacer un perfil de cada uno de los clientes ideales para cada producto que ofreces, un perfil lo más detallado posible, nombre, profesión, hobbies, casado, hijos, gustos personales, nivel adquisitivo, y todo lo que se te pueda llegar a ocurrir, sin ningún tipo de límite.

Hacer esto es tremendamente eficaz ya que te enfocas en aquellas personas que realmente serán tus clientes, de esta manera no malgastas energía en querer vender a todo el mundo, cosa que no suele resultar en la mayoría de los casos.

Marketing

En este punto toca saber como vamos a hacer para que los servicios que ofreces lleguen a tus potenciales clientes, y digo a “tus potenciales clientes” no a todo el mundo.

Una vez definido tus productos y el cliente ideal, averigua en que redes sociales se mueve, que lenguaje y expresiones utiliza, y todo lo que te pueda ayudar a llegar hasta él. Por supuesto cuanto más información tengas de tu cliente ideal más fácil te resultará encontrarlo y saber cómo ofrecerle tus servicios.

En una buena estrategia de Marketing el enfoque es primordial, ya que no tener un objetivo claro es algo así como querer cazar moscas a cañonazos.

Arquitectura web y experiencia de usuario

Con todo lo que hemos recopilado en los puntos anteriores, ¡ahora sí! podemos plantearnos hacer una página web con la garantía de que nos representará y estará bien enfocada y definida.

 Llegados a este punto, lo que sí o sí has de tener en cuenta es que tu página web no es para ti, sino para tus usuarios.
 Así que hay que crear una estructura web fácil y usable para quien entre a visitarte.

Empieza por hacerte estas “sencillas” preguntas:

  • ¿Para qué quieres una página web?
  • ¿Cuáles son los objetivos de tener una página web?
  • ¿Qué quieres que hagan los usuarios cuando lleguen a tu web?

Con estas cuestiones bien claras, empieza a elaborar un esquema de cómo será tu página web, haz un mapa de ruta de todas las páginas y secciones, y de como se conectan entre ellas, para guiar a tu usuario donde realmente quieres que vaya. Esto te ayudará a tener una idea de por donde pasarán las personas que visiten tu web y así que encuentren el contenido que realmente te interesa que vean.

Ahora toca elaborar los contenidos de texto y preparar el material fotográfico, todo esto siguiendo la linea de lo que hemos trabajado en cada uno de los puntos anteriores.

Como podéis comprobar hacer una página web es mucho más que textos, fotos y botones para ir de un lado a otro. En una buena página web todo tiene un sentido y una razón de ser, por eso es tan importante este trabajo previo, que como decía al principio, muy pocos te explican.


Así que te animo a ponerte en marcha y recuerda que estamos aquí para lo que necesites :-)

¿Quieres que desarrollemos tu proyecto?
Si necesitas asesoramiento y trabajar en equipo tu proyecto. Esto seguro te interesa.

“Siembras un pensamiento, cosechas una acción; siembras una acción, cosechas un hábito; siembras un hábito, cosechas un carácter; siembras un carácter y cosechas un destino”.  Yogui Ramán

Si eres emprendedor ya te habrás dado cuenta de lo bueno que debes ser gestionando tu tiempo diario, porque también te habrás dado cuenta que de ello dependerá en gran parte el éxito o fracaso de tu proyecto.

Y a estas alturas también sabes que para conseguir la oportunidad que buscas y lograr tu objetivo no basta con poner a trabajar tus ideas y tu talento. Necesitas el motor de la disciplina y de la planificación. ¿Cómo gestionas tu tiempo? ¿Eres productivo en tu día a día? ¿Sientes que te rinden las horas?

Un día sólo tiene 24 horas. No hay día más largo que otro, y los días son iguales para todo el mundo. ¡Y esto es una buena noticia! porque te sitúa en igualdad de oportunidades con tus competidores.

La clave está en cómo ser más efectivo, para aprovechar al 100% las oportunidades que lleguen o que tú mismo provoques y no dejarlas pasar por “falta de tiempo”…

Hay días que se van sin pena ni gloria y otros en los que todo fluye y tus horas rinden el doble como por arte de magia. ¿Por qué nadie te ha explicado cuál es la fórmula para hacer que todos los días sean igual de productivos?

¡Un momento! Pensándolo bien, la fórmula la conoces perfectamente, aunque quizás de forma inconsciente: horas de dedicación + kilos de esfuerzo + mucha, mucha, disciplina acompañada de una buena planificación de tareas.

Lo que debes preguntarte es: ¿aplico la fórmula cada día?

Nuestro consejo es que comiences a desarrollar el talento que tienes como gestor de tu tiempo, porque tus horas de trabajo son el recurso más escaso y más valioso que tienes y si quieres llevar adelante tu proyecto debes sacar a esas horas el máximo y mejor rendimiento.

Horas de dedicación +esfuerzo +disciplina +planificación =Gestión del tiempo Clic para tuitear

¿Por dónde empezamos?

Es así de sencillo: por diferenciar lo que es urgente y lo que es importante de todo lo que no lo es.

En el libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” lo definen así:

1. IMPORTANTE y URGENTE: Cosas que debes hacer AHORA

· Crisis
· Problemas apremiantes
· Proyectos con fechas que vencen

2. IMPORTANTE aunque NO URGENTE: Cosas que requieren MÁS TIEMPO

· Planificación estratégica
· Construir relaciones
· Nuevas oportunidades

3. URGENTE aunque NO IMPORTANTE: Cosas que puedes DELEGAR

· Interrupciones
· Algunas llamadas
· Correo
· Algunos informes
· Reuniones
· Compromisos sociales

4. NO URGENTE Y NO IMPORTANTE: Cosas que son PASATIEMPOS

· Trivialidades
· Ajetreo inútil
· Actividades agradables
· Pérdidas de tiempo
· Algunas llamadas
· Algunas cartas

Hay que priorizar y no desperdiciar energías, y eso pasa por estar alerta y pillar por sorpresa a los ladrones del tiempo cuando hacen acto de presencia. Su objetivo es distraerte de tus prioridades, ¡por eso debes estar muy atento!

¿Quiénes son los ladrones de tu tiempo?: Llamadas innecesarias y excesivas, reuniones mal organizadas que se eternizan y no llevan a ninguna solución, incapacidad para decir “no”, correos que se pierden en explicaciones y que no van al grano y que te llevan a una espiral de enviar y recibir, postergación de decisiones, tendencia a abarcar demasiado y no saber delegar…

La buena noticia es que puedes luchar contra ellos… ¡y vencerlos!

¿Te hemos convencido ya? Si necesitas que sea alguien más sabio quien te lo diga, aquí tienes a Séneca, él afirmaba que “ningún viento es favorable para aquél que no sabe a dónde va”.

Si quieres seguir reflexionando sobre ello, te proponemos que veas este vídeo sobre los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, basado en el best seller del mismo título de Stephen Covey, publicado en 1989 y que hoy todavía es vigente.

Para acabar, un pequeño y último ejercicio: cuando acabes tu jornada laboral pregúntate: ¿Qué he hecho en el día de hoy que, en realidad, no necesitaba haber hecho? ¿Qué podría haber delegado en otros? ¿Qué ladrón me ha hecho perder otra vez el tiempo? ¿Qué podría hacer mejor de lo que hago?…

Si generas hábitos de planificación y aprendes a priorizar y a dar el lugar que merece a lo que es urgente y a lo que es importante, verás que todo te costará cada vez mucho menos. ¡Todo es cuestión de proponérselo!

Emprender con éxito tu proyecto profesional.

En esta ocasión quiero compartir contigo algunas recomendaciones para emprender con éxito tu proyecto profesional.

Recomendaciones para emprender con éxito tu proyecto profesional. Clic para tuitear

Son algunas sencillas ideas, que por experiencia propia, pueden ayudarte a enfocarte mejor teniendo en cuenta algunos conceptos que en ocasiones nos pasan desapercibidos, ahí van.

 “No crees tu proyecto con la idea de hacerte rico”

Ya que si es así vete olvidando de ganar dinero, ¿paradójico verdad?. Si tu motivación depende de hacerte rico probablemente a la que algo salga mal abandonaras tu proyecto. Haz lo que de verdad te apasiona y te motiva, comprobarás que el dinero será una consecuencia.

 “Olvídate de vender lo que tú quieras, sino lo que la gente necesita”

Ya se.. tienes la mejor idea del mundo y lo vas a petar! De todas maneras no te olvides salir a la calle, consultar con tus posibles clientes y con la gente de tu mismo sector. A partir de aquí empieza a replantearte tu idea y adaptada a lo que tus clientes necesitan.

 “Aunque parezca mentira, vas a tener competencia”

¡Sorpresa!, por si no lo sabías hay otra gente que va a vender lo mismo que tú. Es difícil que estés solo en el mercado, así que hecha un vistazo y empieza a centrarte en aquella característica que te diferencia.

 “¿Esperas que tus clientes te llamen a la puerta?”

Si si… parece mentira pero no van a venir a buscarte a casa. Así que toca mover el culete, salir a la calle, participar en eventos y aprovechar cualquier oportunidad para que tus potenciales clientes te conozcan. Sal a buscarlos, están ahí fuera esperándote.

 “Tomar decisiones tú solo es asumir un gran riesgo”

Según tu proyecto se va haciendo grande se te presentarán decisiones más complejas. Recuerda que no estás solo en el mundo, lo más probable es que a otros les haya pasado lo mismo que a ti. No dudes en preguntar y consultar a personas especializadas. Buscar asesoramiento, te ahorrará algún que otro susto.

 “Revisa tus estado financieros con frecuencia”

Asume que la gestión de tu economía va a cambiar, eso de un sueldo fijo a final de mes pasó a la historia. Aprende a trabajar para tener ingresos a dos o tres meses vista. Adminístrate cuidadosamente, destinado presupuestos para gastos, inversiones, y además te llegará para algún caprichito.

 “Tú eres la imagen de tu marca”

Ahora tú eres tu marca, quiero decir con esto que tu imagen, cómo te comunicas, tu comportamiento, actitud, etc…, hablan de ti y tu empresa. Así que no lo olvides, donde tú estés está tu proyecto contigo.

Hasta aquí las recomendaciones de hoy, espero que te sean de utilidad y no dudes en compartirlas con quien sientas que le pueden resultar de ayuda.