Entradas

Érase una vez… sólo tres palabras tienen el poder de llamar nuestra atención ante la promesa de una gran historia. Y es que a los humanos nos gusta que nos cuenten historias. ¡Nos encantan! Las pinturas rupestres encontradas en las cuevas de nuestros ancestros demuestran que los cuentos forman parte de nuestro ADN.

En la era digital, el arte de explicar buenas historias de ha convertido en una potente herramienta de marketing, conocida con el nombre de Storytelling.

Esta técnica consiste en cautivar, en enamorar a las personas con un relato que ayude a conectar y reforzar nuestro vínculo. En el caso de una marca, se trata de ir más allá de la venta del producto, para conseguir una fidelización y una conexión emocional del cliente.

Enamorar a las personas con un relato que ayude a conectar y reforzar nuestro vínculo. Clic para tuitear

La capacidad de las historias de emocionarnos mientras transmiten valores es la clave que explica por que las marcas se han lanzado a utilizar el storytelling para seducir a su público. Puedes tener el mejor producto del mercado, el más bueno, el más innovador y el más eficaz. Pero si solo lo presentas a través de fríos datos, puede que dejes indiferente a sus posibles compradores.

Nos gusta que nos cuenten historias. ¡Cuenta la historia de tu marca! Explica quién eres, de dónde vienes, de dónde surge la necesidad de crear este producto o de ofrecer este servicio. De eso trata el storytelling, de explicar una historia con la que tu público se pueda identificar, emocionar y recordar para siempre. Más que resolver una necesidad, estarás creando un potente vínculo entre tu marca y tus usuarios.

¿Y sabes cuál es el truco? Tener algo que contar, sencillamente.

¿Te animas a probarlo? A continuación te damos algunas pautas para explicar una historia de éxito:

  • Hazla personal: explica la realidad de tus orígenes, lo que te mueve, lo que te inspira, y el público se sentirá más cercano a ti.
  • Comparte tu experiencia: lo vivido es auténtico, ¡compártelo con los demás!
  • No te quedes en la anécdota: busca un detalle relevante, que aporte algo nuevo y diferente a tu producto, que sea importante para quien te escuche.
  • Sorprende: a todos nos gustan las sorpresas. No repitas lo que hacen los demás. Busca la diferencia.

Ahora que ya sabes lo que tiene que tener una buena historia, ¿nos cuentas la tuya?

Una de las herrmientas características en nuestro método de creación de Páginas Web es la Programación Neurolingüística (PNL).

Si no conoces la PNL, una explicación muy sencilla sería: la PNL es una metodología que estudia el funcionamiento del ser humano; las creencias, los valores, como aprendemos y procesamos la información, en que forma nos comunicamos con el mundo y con nosotros mism@s, etc.

La PNL estudia el funcionamiento del ser humano.

Por ejemplo: Los Sistemas Representaciones, que se encargan de codificar las experiencias que vivimos en apartados o canales, visual, auditivo, cinestésico (emocional, corporal). Esto nos indica que procesamos la información de manera distinta, dependiendo del canal que predomina.

  • Algunas personas procesan mejor la información por el canal Visual, por lo tanto es recomendable usar Videos o fotografías para captar su atención.
  • En el caso del canal Auditivo, además de videos, recomendamos usar textos interesantes, ya que cuando leemos nos comunicamos auditivamente con nosotros mism@s.
  • En el caso Cinestésico es interesante utilizar fotografias que transmitan sensaciones, y un video emotivo que no falte.
Emociona a tus clientes #PNL Clic para tuitear

Más allá del canal que predomine, lo que buscamos con esto es despertar emociones en el usuario (¿recuerdas algún video de gatitos?), aunque para llegar a estas emociones hay que usar un canal determinado.

Cómo no tener en cuenta esto en el momento de crear una Página Web o una campaña de Marketing, transmitiendo la información de manera que pueda ser recibida por los canales en los cuales procesamos mejor la información.

Además de Los Sistemas Representaciones otros recursos como las Palabras Procesuales o el Metamodelo de Lenguaje entre otros, son excelentes aliados para transmitir contenidos de una forma eficaz.